Recientemente se han llevado a cabo algunos estudios demostrando que son pocas las personas que podrían resistirse a conectar una memoria USB encontrada en la calle o en otro lugar a su ordenador, por lo que resulta poco sorprendente que los ciberdelincuentes hayan tomado nota y estén aprovechándose para expandir sus ataques.

La policía de Australia ha informado esta misma semana que varios residentes del suburbio de Melbourne han estado encontrando pequeñas memorias USB en sus buzones. A partir de aquí, ya podemos imaginar qué hicieron muchos de los ciudadanos que recibieron este inesperado “regalo” en sus domicilios.

Claramente las personas más curiosas se han vuelto uno de los mejores destinatarios, y muchos de ellos han aprendido el coste de sus acciones, y que no es muy buena idea conectar no solo una memoria USB, sino cualquier aparato electrónico que no sepas de dónde ha salido, a cualquier de tus dispositivos.

Sin dar mucha más información, la policía describió el contenido de estas memorias USB como “extremadamente perjudicial“, añadiendo que quienes tuvieron la genial idea de conectarlos a sus equipos empezaron a sufrir “graves problemas” de funcionamiento. Por ahora no se sabe quién está detrás de estos misteriosos envíos.

La policía usa perros para detectar memorias USB ocultas

Si bien es cierto que por ahora solo se ha informado de que esto haya ocurrido en Australia, es de esperar que cuando los atacantes empiecen a descubrir este nuevo método para infectar tus dispositivos, y vean la efectividad que está alcanzando, no se lo piensen dos veces y comiencen a usar la misma táctica.

De hecho, un estudio realizado este mismo año en Estados Unidos utilizó 297 memoria USB puestas de forma aleatoria alrededor de un campus universitario, y casi la mitad de las personas que las encontraron acabaron insertándolas en sus equipos, aunque por suerte para ellos en este caso eran inofensivas.

Fuente: Victoria Police News

KRR
www.mxblitz.com
Twitter: @YoSoyBlitz
https://www.facebook.com/mxblitz

Dejar respuesta