¿Cuántos sueñan con trabajar en Google? ¿Cuántos tienen el valor de enviar su solicitud? Y finalmente, ¿a cuántos les contestan? Bueno, Chloe Bridgewater es una de esas personas, la única diferencia es que sólo tiene siete años.

No cabe duda que ella tiene un gran espíritu emprendedor. Motivada por su papá, recientemente escribió una carta dirigida al “jefe de Google” para expresar sus intenciones:

“Mi nombre es Chloe y cuando sea grande me gustaría trabajar en Google”, se lee en las primeras líneas de la misiva escrita a mano. “Además, quiero trabajar en una fábrica de chocolates y nadar en las Olimpiadas”.

 

Agrega que su papá le contó que si trabaja en Google, se podría sentar “en sacos de frijoles, deslizarse por toboganes y manejar go karts”. Además, le gustan las computadoras y tiene una tableta para jugar.

Según la carta, publicada en el portal de la BBC, los maestros de Chloe afirman que ella es muy buena en clase. Al respecto, su papá le aconsejó que si sigue siendo aprendiendo, entonces algún día podría tener un trabajo en Google.

Asimismo, le recomendó que enviara una solicitud: “En realidad no sé qué es eso, pero me dijo que por lo pronto una carta bastaría”, narra la niña.

Finalmente, agradece y se despide confesando que es la segunda vez que escribe una carta: la primera fue para Santa en Navidad.

Las palabras de la pequeña causaron tan buena impresión a Sundar Pichai, consejero delegado de Google, que respondió personalmente, con otra misiva, en la que la motivó a que continúe aprendiendo sobre tecnología.

“Pienso que si sigues trabajando duro y sigues tus sueños, puedes lograr lo que te propongas –desde trabajar en Google hasta nadar en los Juegos Olímpicos–. ¡Espero con ansias tu solicitud de trabajo una vez que hayas terminado la escuela!”, escribió Pichai.

 

 

MPSM

www.mxblitz.com

Twitter: @YoSoyBlitz

https://www.facebook.com/mxblitz

Dejar respuesta