Jose Mourinho analiza tácticamente todo, es un experto en manejar a los medios: Calla cuando debe, ataca cuando lo considera, y desvía la atención cuando se requiere.

Así que no sorprende en su primera temporada con el Manchester United, esté recurriendo a una de sus ya conocidas estrategias: Hecharle más leña al fuego con sus jugadores lesionados, es un discurso que ya utilizaba en sus tiempos en el Bernabeú y que rescata cuando no sabe como motivar a su plantilla.

Las últimas criticas a Chris Smalling y Luke Shaw, son el último ataque de Mou; En Inglaterra lo califican como el “Rey del Dolor”, Mourinho desea ganar por cualquier medio y eso suele llevar al límite a su plantilla, es decir el portugués aplica “El fin justifica los medios”.

En el 2014 con las lesiones del español Sergio Ramos en el Real Madrid, dijo que Ramos era un fantástico jugador pero no había hecho un master en medicina en dos años; dos años después  de dejar Madrid, habló sobre Oscar en el Chelsea FC afirmando que era un jugador fisicamente débil.

Mourinho justamente hace estos mensajes ante los medios para hacer ver que se está dudando de su compromiso con el equipo y su lealtad con él.

Ahora el Manchester United está completamente saturado: la exigencia de la Premier, dos copas nacionales, y la Europa League.

Todos saben que Mou no gusta de los jugadores que se lesionan, hoy se ve el caso de Rooney está misma temporada, cuando el capitán de los Red Devils se perdió en choque ante el Chelsea tras forzar ante el Fenerbahçe, arrastrando tres lesiones de distintos partidos, y Mourinho debe entender que el exigirle a los jugadores y llevarlos al límite tiene un precio.

Andrea San Germán.

Dejar respuesta