Hace más de tres décadas se llevó acabo Live Aid, dos conciertos realizados de forma simultánea en el Estadio Wembley de Londres (Inglaterra) y en el John F. Kennedy Stadium de Filadelfia (Estados Unidos), con el motivo de recaudar fondos en beneficio de los países de África Oriental. Ahora Richard Branson, dueño de la marca Virgin, quiere organizar algo similar pero para ayudar al pueblo venezolano, llamado “Venezuela Live Aid”.

Muchos han puesto el grito en el cielo (y con toda razón) porque la idea de Branson suena un poco medio absurda debido que no puede comparar los talentos que se presentaron en 1985 con artistas de la talla de Luis Fonsi, Maluma, Maná, Paulina Rubio, Alejandro Sanz. Además de que recaudar 100 millones de dólares, suena un poco difícil cuando la gente de America Latina a penas tiene para lo básico.

Se pretende que el evento se realice este 22de febrero en Cúcuta, Colombia, de acuerdo con el dueño de Virgin, con la única finalidad de ejercer presión sobre Nicolás Maduro para que abra las fronteras a la ayuda humanitaria. Ahora ¿podrá un concierto alterar a alguien que habla con pajaritos y viaja al futuro?

Porque recordemos que este señor, hasta el momento no se ha visto afectado en lo más mínimo por las numerosas marchas en su contra, ni con la presencia de un presidente interino apoyado por diversas naciones.