Se trata de un survival horror que pretende hacer sentir ansiedad al jugador con tensión constante mediante su estructura jugable. Consta de un diseño de niveles conectado -con atajos por abrir y morir tendrá sus consecuencias.

La mayoría del tiempo la acción se desarrolla a plena luz del día, en medio de escenarios totalmente abiertos y, a menudo, de una gran belleza. El juego se controla en primera persona y tiene como mecánica principal un pequeño teletransporte que permite alcanzar zonas inaccesibles. Todo parece tranquilo, evocador incluso, como estar un sueño. Hasta que aparece el fantasma.

De acuerdo con su creador  Carlos Coronado, este juego busca crear ansiedad y transmitir angustia, gracias a su entorno que el jugador debe aprender a descifrar y que forma parte de esta experiencia.

Está disponible para PlayStation 4, PC y mañana llegaráa Nintendo Swtich.