Estudios europeos revelan que más de 3,600 jóvenes mueren cada año en accidentes de tráfico y dos de cada tres son conductores. Por esto mismo, Ford en contribución con el estudio de realidad virtual Happy Finish y Google crearon Ford Reality Check la aplicación de realidad virtual para experimentar los graves resultados de conducir distraído.

La aplicación es compatible con Google Daydream VR, logrando que la persona sea un conductor virtual y desprevenido donde los mensajes, las llamadas y los pasajeros serán su distractor principal. Y estas distracciones serán fatales consecuencias para el conductor.

“Esperamos que proporcionando un escalofriante atisbo de lo fácilmente que esto puede ocurrir, animemos a los jóvenes a conducir de una manera más segura”, detalló Jim Graham, director de Ford Driving Skills for Life.

Asimismo, las personas que ya experimentaron Ford Reality Check afirmaron que cambiarían su comportamiento cuando se encuentren frente al volante y además se empleará en los cursos del programa Ford, Conduce tú Vida (Ford, Driving Skills for Life en Europa).