Este fin de semana llegó a la pantalla grande la última entrega de la trilogía ’50 sombras de Grey’, misma que ha dejado mucho que desear a pesar de haber sido un mega hit en la venta de libros.  Pero en esta semana del amor, te dejamos cinco opciones que abordan el tema de la dominación sexual mucho mejor de Cristian Grey y Anastasia Steel.

‘The Duke of Burgundy’ (2014)

Una película dramática británica de 2014 escrita y dirigida por Peter Strickland ,  protagonizada por Sidse Babett Knudsen como Cynthia y Chiara D’Anna como Evelyn.  La cual se proyectó en varios festivales de cine, incluido el Festival Internacional de Cine de Toronto , el Festival de Cine de Londres y el Festival Internacional de Cine de Rotterdam , con críticas bastante positivas.

La cinta es un estudio sobre la sexualidad y las relaciones de poder centrado en una pareja de mujeres a cuyos juegos sadomasoquistas se descontrolan cuando una de ellas decide dejarlos a un lado para mantener un romance más común.

‘Nymphomaniac’ (2013)

Es una película dramática escrita y dirigida por Lars von Trier. Dividida en dos volúmenes, está protagonizada por Charlotte Gainsbourg, Stacy Martin, Stellan Skarsgård, Shia LaBeouf, Jamie Bell, Christian Slater, Uma Thurman, Udo Kier, Willem Dafoe y Connie Nielsen.

La cinta alcanza su cenit en un segundo volumen que eleva por igual las cotas de profundidad y sordidez del relato. Joe logra un nuevo nivel después de conocer  a K, un personaje que la introducirá en el mundo del sadomasoquismo y la dominación, regalándonos escenas capaces de cortar el aliento tras pasar por el prisma del director danés.

‘Secretary’ (2002)

Lee Holloway es la emocionalmente sensible hija menor de una familia disfuncional compuesta por una madre sobreprotectora y un padre alcohólico. Lee intenta ajustarse a la vida normal después de permanecer en una institución psiquiátrica, aprende a mecanografiar y comienza a buscar trabajo. Un día se presenta en la oficina del excéntrico abogado E. Edward Grey, quien la contrata como secretaria a pesar de su pobre habilidad para socializar y su apariencia aseñorada.

Aunque al comienzo Grey se irrita profundamente por algunos errores que comete Lee, luego comienza a excitarle su comportamiento sumiso. Después de confrontarla acerca de las lesiones que se autoinfiere y ordenarle que deje de hacerlo, ambos entablan una relación sadomasoquista. Lee experimenta un despertar personal y sexual y termina enamorada de su jefe. Edward, sin embargo, se siente inseguro de sus sentimientos por Lee y muestra vergüenza y disgusto por sus propios hábitos sexuales.