Diablo Guardián es una novela del escritor mexicano Xavier Velasco, publicada en abril de 2003. Ganó el Premio Alfaguara de novela en ese mismo añó. Y será adaptada en formato de serie televisiva,  y estará exclusivamente en el servicio streaming Amazon Prime Video.

Contará con las actuaciones de Paulina Gaitán como Violetta, Adrián Ladrón como Pig, Andrés Almeida como Nefastófeles, y Mónica Dionee como la madre de Violetta.

 

Sinopsis:

Diablo Guardián es una historia en la que predomina el lenguaje coloquial, fuera de inhibiciones e incluso puede considerarse vulgar, pero eso es sólo un gancho para atrapar al lector; otro es la manera en la que el autor va atrapando la atención poco a poco, conforme transcurre el día a día de la protagonista y que además a mitad de la trama le sea robado el protagonismo y sea dirigido hacia otro personaje.

Violetta , al sólo contar con quince años de edad, decide en un acelerado momento de frustración, robar a sus padres más de cien mil dólares y cruzar la frontera hacía Nueva York, con esto pretende buscar una vida más acelerada, llena de despilfarros y adicciones; una vez consiguiendo su meta de llegar al corazón de Nueva York, Violetta consigue vivir ahí por cuatro años en los que aprende a vivir de la seducción. Conquistando hombres adinerados en los vestíbulos de los hoteles más lujosos, encontrándose en uno de ellos a Nefástofeles, un truhan aún más vivo que ella, quien se hace pasar por un supuesto heredero que la deslumbra y a partir de ese momento la vida de Violetta da un giro de 180 grados.

Nefástofeles se transforma en una daga clavada en la espalda de la chica hasta su regreso a México, en dónde se topa a otro singular personaje, “Pig”. Un joven escritor, que por conformidad termina trabajando como un simple publicista. Después de la entrada de Pig en la vida de Violetta, llega el momento del Diablo Guardían. Lo que se transforma en el momento crucial de la historia, ya que es tiempo de cerrar los ojos, lanzar los dados y mandar todo al diablo, pero esto, solo se hace cuando crees que realmente ya todo se va a acabar.