La compañía LG ha creado el G7 ThinQ, su teléfono insignia para el año, el primero de la compañía en integrar Inteligencia Artificial en su sistema.

El G7 cuenta con una pantalla de 6.1 pulgadas, casi sin bordes, con tecnología LED QHD 19.5.9 con una densidad de 564 pixeles por pulgada, la más brillante del mercado, con hasta 1,000 nits. Además, tiene una cámara frontal de 8 megapíxeles y dos principales de 16 MP, todas apoyadas por el motor de Inteligencia Artificial.

Asimismo, el G7 ThinQ está impulsado por un procesador Snapdragon 845 de Qualcomm y tendrá dos versiones: La primera con 4 GB en RAM y 64 GB de almacenamiento y la segunda con 6 GB en RAM y 128 GB de almacenamiento, ambas expandibles a través de una tarjeta Micro SD.

Según LG, el G7 tiene un botón dedicado a Google Assistant que, al pulsarlo dos veces, activa Google Lens que brinda información contextual sobre el entorno del usuario.

El G7 ThinQ saldrá a la venta próximamente en Corea del Sur y su precio aún está por anunciarse.