En Australia, una mujer de aproximadamente 250 kilos dio a luz a un bebé de 18 kilos. Éste bebé podría ser el recién nacido más grande del mundo.

El nacimiento no fue por parto natural sino mediante una cesárea para evitar cualquier complicación del bebé y de la madre. Los médicos no esperaban un bebé de tanto peso, sin embargo todo salió correcto y el recién nacido se encuentra en un estado saludable, al igual que su madre.

En primera instancia, el médico encargado del parto pensó que se trataba de mellizos, o hasta de trillizos, pero se sorprendió a la hora de ver que tan solo era un bebé robusto.

Mira las imágenes del bebé en este vídeo.

Con información de: imujer.com

KRR

www.mxblitz.com

Twitter: @YoSoyBlitz

Facebook: www.facebook.com/mxblitz

Dejar respuesta