Desde hace algunos años los grafitis se han vuelto una forma de expresión en las calles de muchas ciudades. Pero ¿que pasa cuando dos artistas luchan por comparar sus obras? Esta historia ocurrió entre Robbo y Bansky y empezó en 19885 cuando Robbo logró plasmar su obra de arte en una pared

1

Pero con el paso de los años, la imagen fue afectada por otras personas hasta que lograron manchar la con otros horribles grabados2Fue hasta 2009 cuando un artista llamado Bansky tuvo la gran idea de hacerle unas pequeñas modificaciones al grafiti original, de esta manera un pintor estaba borrando  la imagen deteriorada:

3

Sin embargo, cuando Robbo vio lo que alguien había hecho son su trabajo se molesto y decidió marcar su territorio, así volvió a escribir su nombre en la pared.

4

Después de un tiempo, al parecer a Bansky no le gusto que borraran su idea original, motivo que lo llevó a contestarle a su rival corrigiendo el escrito en la pared:

5

De nueva cuenta Robbo volvió a corregir el grafiti:

6

Lo más curioso es que alguien se cansó de ver que los artistas callejeros estuvieras actuando como niños y decidió pintar toda la pared de negro. Seguramente pensó que con esto terminaría la pelea entre los dos:

7

Pero al final, cualquier espacio es ideal para que un artista trabaje, motivo por el cual Robbo decidió darle su toque personal al cuadro negro, eso sí,  muy a su estilo y dando a entender que el otro había perdido.

8

Pero otra vez, alguien más metió mano y la pared negra volvió a hacer acto de presencia:

9

No duro mucho tiempo así, pues Banksy regreso muy vivo y plasmo esta imagen un poco hogareña:

10

Por desgracia, Robbo no pudo contestarle a su rival, debido a que sufrió un accidente donde cayó en coma.

11

Al enterarse, Banksy decidió borrar su grafiti para recrear la obra original de su contrincante:

12

Y así es cuando dos artistas callejeros luchan en las calles, cuando se tiene talento para pintar, para saber como enfretar al otro, siempre con respeto y admiración.