Su pocillo para el agua tenía un hueso negro en el fondo que lo dejó desconcertado.

La mascota de Silke Caproens, de los Países Bajos, se encontraba tomando agua desde su pocillo cuando descubrió que en el fondo había una imagen de un hueso de color negro.

Pero fue ese mismo dibujo el que le causó gran confusión y quiso atraparlo. Primero con su propio hocico y luego con su pata dentro del agua.

 

Este divertido pero breve clip ha obtenido más de 2,7 millones de reproducciones en Facebook.

KRR

www.mxblitz.com

Twitter: @YoSoyBlitz

https://www.facebook.com/mxblitz